Cine Ecuatoriano: «Europa Report»

europa_report_2

Por: Fabricio Cevallos

(Publicado en Cartas al Director en diario La Hora, Quito, 10 de noviembre de 2013)

“Europa Report” el último largometraje del director ecuatoriano Sebastián Cordero recibió la semana pasada el premio Asteroide a la mejor película en el Festival de Cine de Ciencia Ficción de Italia, este reconocimiento confirmó el gran momento que está atravesando el cine ecuatoriano.

En los últimos años, la producción cinematográfica en el país ha crecido a pasos agigantados, en la década de los noventa apenas se produjeron cuatro largometrajes, mientras que en los últimos ocho años se han desarrollado más de un centenar de proyectos.

Este antes y después en el cine ecuatoriano empieza en el año 1999 con el estreno de la ópera prima de Sebastián Cordero “Ratas, ratones y rateros” con la cual gana una serie de premios internacionales y marca un hito en el cine contemporáneo del Ecuador.

“Ratas” propone un nuevo modelo estético de hacer cine, de contar historias, de mostrar realidades, pero este filme sobre todo marcó a una nueva generación de público y de cineastas, y nos devolvió la esperanza de que es posible enfrentar a las limitaciones económicas y técnicas con creatividad, pasión y profesionalismo.

A partir de “Ratas, ratones y rateros” se han desarrollado varias películas de gran calidad entre las que se destacan: Crónicas, Rabia y Pescador del mismo Sebastián Cordero, Que Tan Lejos y en el Nombre de la Hija de Tania Hermida, Sin Otoño, Sin Primavera de Iván Mora Manzano, Mejor No Hablar de Ciertas Cosas de Javier Andrade entre otras. También podemos desatacar importantes documentales como: Con mi Corazón en Yambo de María Fernanda Restrepo o la reciente producción de Manolo Sarmiento, La Muerte de Jaime Roldós. Si bien no todo el cine ecuatoriano es de calidad, hay que rescatar y valorar el gran esfuerzo que hacen directores y productores para llevar sus proyectos adelante en condiciones que todavía no son las mejores.

El cine ecuatoriano emerge para narrar nuestras historias, para recuperar la memoria desde las imágenes, para devolvernos la voz, emerge desde la necesidad de vernos reflejados en personajes reales, cotidianos, de la calle, de carne y hueso, emerge para dejar de ser espectadores y pasar a ser actores de nuestra realidad.

Deja una respuesta

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Salir /  Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Salir /  Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Salir /  Cambiar )

Conectando a %s