Quito 2023, ciencia ficción de tres cineastas ecuatorianos

Quito-20232Entrevista por: J.J. Alomía

(Publicado en el sitio web radiococoa.com, en su sección Los detectives fantasmas, el 24 de febrero de 2014)

Quito 2023 es una película que de entrada se plantea como distinta para el país: una película de ciencia ficción con poco presupuesto, con un sistema de producción ágil, pocos días de rodaje, 2 locaciones, un guión que se construye sin la ayuda de laboratorios de guión, actores noveles… ¿de dónde viene el proyecto?

Lorena (productora): La fórmula que usamos fue ver los recursos que teníamos, tal cual. Abre el chanchito y mira qué historia puedes escribir con los recursos que tienes. Con esa propuesta, el César escribió un esquema y ese esquema lo agarró Juan Fernando y de ahí empezó la escritura de guión.

Juan Fernando (director): El tema de guión, no sé que tan necesario sea ir a un laboratorio. Yo no creo que haya una estructura de cómo se tiene que escribir un guión. Tú tienes que saber contar una historia. Teníamos limitaciones por presupuesto, pero terminó siendo una motivación más: te permite hacer algo distinto, algo que nunca se ha hecho aquí y tienes que crear algo atractivo para la gente, que les atrape y no les aburra.

César (director): Un poco la idea nació con hacer una película de 3000 dólares, nada más. Si tú coges una cámara y pones “rec”, esperas dos horas y pones “rec” de nuevo y  ya tienes una película de dos horas que te costó nada. La idea era irle complicando este proceso hasta el punto que nos permitía nuestros recursos. Nos propusimos hacer 10 escenas, 10 planos secuencia de 10 minutos, para hacer una película de 100 minutos.

Juan Fernando: Fue muy importante ser la primera vez de muchas cosas. La primera vez que se hace una película así, la primera vez que se hace una película de ciencia ficción, la primera vez que nosotros dirigimos un largometraje, que Lorena produce una. Era sacar provecho a eso.

La película se co-dirige pero la presencia de la productora, como dueña del proyecto también está siempre ahí ¿Cómo funcionó la dinámica por un lado de tener dos directores y por otro la presencia de una productora durante todo el proceso ?

Juan Fernando: Nosotros trabajamos el tema desde el día 1, los tres. Lorena en producción, César y yo en dirección, edición.

César: Ya habíamos tenido otras experiencias trabajando juntos en cortometrajes. Obviamente en un cortometraje como dura menos tiempo no se sienten tantos choques, como cuando ya tienes un largometraje. En la parte de dirección con Juan Fernando nos hemos logrado complementar. Nos enfocamos en cosas distintas: yo me enfoco más en la dirección técnica que en la dirección artística; a mi me gusta pensar como funcionan las cámaras, como debe estar dentro de la escena, pensar como se va a procesar la imagen. Juan Fernando le gusta trabajar más con los diálogos, con los actores, con las emociones de las escenas.

Lorena: Como base, este proyecto tiene la intención de que el equipo sea totalmente respetado desde el inicio. No es un “asómate vamos a hacer un proyecto y de ahí vemos en qué te calza y si tenemos presupuesto para pagarte”. Desde el inicio las cuentas están claras y es bueno saber que todo el equipo que está adentro, es socio de la película. Ellos ganaron un sueldo dentro de la época del rodaje, pero ahora que vamos a mostrar en salas, de este porcentaje que tengamos de ganancias, este equipo también recibe. Sí, los tres jalamos el proyecto al inicio, pero luego se unió mucha mas gente.

Juan Fernando: A diferencia de otros proyectos en los que la producción busca lo que el guión pide, acá escribimos en base a lo que tenemos.

Silvio Villagómez, uno de los protagonistas de filme

Silvio Villagómez, uno de los protagonistas de filme

¿Cómo llegaron a la ciencia ficción?

César: A mi siempre me gustó la ciencia ficción. Nos basamos más en una ciencia ficción política que tiene que ver con una distopía, con un mundo destruido, en lugar de uno futurista. “Children of Men” y “District 9″ fueron mis inspiraciones. La idea era hacer una película de un género diferente. Hasta ahora en Ecuador se han hecho películas dramática e históricas. No se ha tratado de huir de estos géneros. Esa era una oportunidad también para buscar un mercado diferente. Sabemos que hay un mercado de cine al que le gusta ver películas ecuatorianas de drama, tal vez un poco de comedia… pero ¿qué pasa con géneros que no se han explorado, como géneros de aventura, ciencia ficción, fantasía, detectives? Cuando una película tiene comedia, la gente va a verla, porque no es un género que se trate mucho en el cine ecuatoriano. La ciencia ficción daba una luz al final del camino para ver algo diferente.

¿Cuál es el plan de distribución de la película?

Lorena: Quiero apoyar la distribución en una red de universidades, porque la película empezó como un proyecto dentro de la universidad. Dentro del rodaje, compañeras mías se unieron al proyecto. Tuve la oportunidad de estudiar en Brasil y mis compañeras vinieron de allá. Se creó una distribuidora estatal dentro de la universidad, y es esta la que va a hacer la distribución. Dentro de Ecuador yo tengo la intención de hacer lo mismo. Hemos hecho propuestas pero todavía no están aprobadas. Esperemos que la Universidad de las Artes o la Central, o tal vez una universidad privada, entren en el proyecto.

¿Esto significa salas de cine?

César: En Ecuador en cines y vamos a hacer un estreno mundial por la web. Va a estar en la venta en algunos canales de distribución. Los DVDs van a estar en mayo por los circuitos de distribución pirata. Tenemos un canal televisión que nos ha comprado la película y otro que está en proceso. Con la Ley de Comunicación se ha vuelto más favorable el camino.

¿Qué significa para ustedes ser cineastas ecuatorianos? Suena abstracto pero ¿es algo en lo que piensan?

Juan Fernando: Yo tengo una doble vida. Yo hago cine y al mismo tiempo trabajo en algo más. Yo no absorbo mucho la idea de ser director de cine ecuatoriano. No está establecido qué es ser parte del cine ecuatoriano. Para hacer una película aquí, debes tener claro que lo haces por amor. No lo haces por plata, no lo haces por fama, lo haces porque quieres contar una historia.

César: Es buscar mecanismos que nos permitan hacer películas para vivir, no necesariamente tener que recaudar 700 u 800 mil dólares para hacer una película, sino hacer con la décima parte de eso, una película. No limitarnos a hacer una película cada 5 años, sino empezar a hacer películas cada año. Hacerlas rentables, crear una audiencia, crear un género.

Lorena: El concepto de cineasta es “haz las películas sin miedo a lo que venga”. Desde el inicio, creo que es el algo común para los tres, no teníamos la noción de lo que estábamos haciendo realmente. Teníamos clara la intención, las ganas, pero toda la tensión  y el trabajo de trasfondo sólo lo fuimos descubriendo en el camino. La idea por la que yo puedo considerarme cineasta es a través de hacer películas con lo que tengas….y  generar una industria en la que no tengas que depender del estado.

Cuándo una película no se paga, ¿qué se hace?

Lorena: Nosotros estamos planificando que si tenemos el público promedio de otras películas nacionales, pagamos la película -y estamos hablando de un público pequeño-. Si esto supera nuestras expectativas, recuperamos y tendremos una ganancia. Y si no se recupera, seguiremos igual. Cada uno tiene su trabajo paralelo. Se saca de un lado para poner en otro.

Juan Fernando: Hay que sacar la máscara de cineasta y volverte lo que seas ese rato y luego ponerte la máscara de artista cuando te toque. Es así como funcionan las cosas aquí.

¿Cómo ven el panorama general del cine en Ecuador?

Juan Fernando: Estamos hablando de que hay 22 estrenos este año. Cuando empezamos a hacer la película hace 4 años se estrenaban 1 o 2 películas al año. Hay una evolución gigante. Hay historias buenas para contar.

César: El cine ecuatoriano ha crecido mucho. Creo que hace falta diversificar. De las 22 películas, 20 son dramas. Yo quisiera ver que el publico se diversifique. Yo quisiera ver una película de animación ecuatoriana.

Juan Fernando: Lo que yo veo ,y no sé si lo compartan, es que la gente aquí hace cine para llegar a festivales y no para llegar al público. Nosotros queremos hacer algo distinto: también participar en festivales, pero llegar a la audiencia, que les atraiga.

Lorena: La intención no es llenar un mapa de festivales, es generar una crítica cinematográfica. Que hablen bien… que hablen mal, pero que hablen. Que la obra ya no sea nuestra sino del público.

La idea es compartir con colegas. Yo he visto que hay películas con temáticas parecidas. No estoy lejos de pensar que estos dos o tres grupos se puedan unir y crear un proyecto. Hay que compartir información, dejar que todo ruede, de no tener las cosas guardadas, de apoyarse.

Anuncios

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s