La sociedad de la productividad en la novela de Londoño

Eliécer Cárdenas en la presentación del libro Los improductivos de Cristián Londoño.

Eliécer Cárdenas en la presentación del libro Los improductivos de Cristián Londoño.

Por Eliécer Cárdenas

Reproducimos a continuación en exclusiva el análisis de la obra Los improductivos del escritor ecuatoriano Cristián Londoño Proaño, escrito por Eliécer Cárdenas, uno de los más importantes novelistas del país. Este texto fue leído durante la presentación del libro en la ciudad de Cuenca el pasado 15 de mayo de 2014.

ELIÉCER CÁRDENAS: Narrador, dramaturgo y periodista. Autor de las obras: Novela: Juego de mártires (Cuenca, 1976); Polvo y ceniza -Premio Nacional “Nuevos Valores de la Novela”, Quito, 1978- (Cuenca, 1979); Del silencio profundo (Cuenca, 1980); Háblanos Bolívar (Cuenca, 1983); Las humanas certezas (Quito, 1986); Los diamantes y los hombres de provecho (Quito, 1989); Diario de un idólatra (Quito, 1991); Que te perdone el viento -Tercer Premio III Bienal Ecuatoriana de Novela- (Quito, 1993); Una silla para Dios -Segundo Premio Concurso Nacional “Ismael Pérez Pazmiño, 75 Años de diario El Universo”, 1996- (Quito, 1997); El obscuro final del Porvenir (Quito, 2000). Cuento: Hoy al General (Cuenca, 1971); Narraciones -con Jorge Dávila Vásquez- (Guayaquil, 1979); Siempre se mira al cielo (Cuenca, 1988); La incompleta hermosura (Quito, 1997); La ranita que le cantaba a la luna -Premio “Darío Guevara”- (Quito, 1998). Teatro: Morir en Vilcabamba -Premio Nacional “Aurelio Espinosa Pólit”- (Quito, 1990).

∞∞∞

Las utopías, desde el Renacimiento hasta el Siglo Diecinueve, eran el reflejo de la inspiración humana de la felicidad, en sociedades perfectas donde reinarán la armonía, la paz y la justicia. Desde principios del Siglo Veinte se fueron transformando en anti-utopías, esto es prefiguraciones de sociedades del futuro opresivas y aberrantes, donde una minoría detentadora del poder sometería a diversas formas de esclavitud a sus semejantes, en estados totalitarios donde todo disenso sería eliminado por la fuerza.

Justamente, la novela “Los Improductivos” del joven autor quiteño Cristián Londoño Proaño, se inscribe dentro de la ya larga lista de novelas de Ciencia Ficción anti utópicas, en la que se plasma una “Sociedad Productiva” altamente tecnologizada, que es regida por el supremo hacedor Robert Zach y un consejo de tecnócratas que tienen el dominio sobre los productivos y productivas, mientras se oculta a más no poder la existencia de disidentes, esto es de personas que no aceptan tal sociedad supuestamente perfectamente, pero en relación controlada, inhumana y monstruosa.

El protagonista de la obra, un individuo productivo empleado en un edificio bursátil, despierta su conciencia tras la desaparición de una joven productiva y al mismo tiempo va descubriendo algo mucho más grave, la sustancia que alimenta cual manjar divino a los productivos, el Boxín, produce esterilidad.

La novela representa una parábola y una advertencia sobre una sociedad que ya no es tan utópica. El planeta entero, mediante la revolución tecnológica y la globalización, está en la posibilidad de controlar mediante una tecnocracia del conocimiento, a la humanidad entera. Por cierto, tal sería el sueño de muchos gobernantes o aspirantes al poder. La novela desemboca justamente en la posibilidad de una sociedad diferente, libre y humana. El lenguaje en la novela de Cristián Londoño Proaño es directo, claro y en ocasiones recuerda a un guión cinematográfico, no en vano Cristián es también autor teatral y de guiones. Se pudiera objetar que el tema de la novela no es demasiado original, cierto, pero en favor de la obra, puede abonar, su estructura, su trama dinámica, su desenlace, aunque presentido, bien rematado.

Cristián Londoño Proaño con “Los Improductivos” apuesta por un género poco frecuente en nuestro país como la Ciencia Ficción, y para ello acopia toda una serie de datos, circunstancias que vuelven verosímil la sociedad de la productividad que narra la novela, con sus chips, sus hackers, sus imágenes holográficas, etc. al más puro estilo de las exigencias temáticas y formales de la novela de anticipación futurista o Ciencia Ficción. Por supuesto, la lección ética es ineludible: ¿estamos acaso en el comienzo de la Sociedad de los Productivos, totalitaria e inhumana gracias a un uso omnipresente de las tecnologías, incluida la del control social?

Anuncios

Un pensamiento en “La sociedad de la productividad en la novela de Londoño

  1. El análisis del escritor Eliécer Cárdenas de esta novela invita a su lectura, nos atrapa en sus comentarios al percibir que el mundo actual en que vivimos nos está llevando precisamente hacia ese mundo descrito en estas páginas. Un horror, no cabe duda, pero es la verdad.

    Le gusta a 1 persona

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s