Ciencia o ficción

mundo feliz

Por Josefina Cordero Espinosa

(Publicado en página editorial del diario El Mercurio, Cuenca, el 24 de mayo de 2014)

“El alma inactiva muere de tedio. Cualquier cosa que se haga o se descubra es un camino de progreso”. El ayer ese ayer ya lejano que al evocarlo con un aire de nostalgia frente a la fugacidad del tiempo, cuajó sus huellas, sembrando sueños y fantasías.

La literatura preferida en ese entonces inverisímil, con una raíz de ciencia ficción y una voz profética se adelantó a la historia abriendo caminos a la realidad.

Julio Verne y su viaje a poseer la luna y el fondo de los mares diseñó naves, rutas y el poder hablar y al mismo tiempo contemplarse a la distancia.

Aldous Huxley con su idea creacional de dioses concibió su Mundo Feliz más audaz que la Torre de Babel, programando seres cuya vida tenían su oficio y destino.

Y hoy nuevos científicos rompiendo el concepto físico tratan de apoderarse de los siglos y prolongar la existencia, no sé si para la humanidad sea un premio o un castigo, a propósito recordemos la leyenda del Judío Errante aquel que negó a Jesús un sorbo de agua en su camino al calvario y debe vagar por el mundo hasta la segunda venida del Maestro. Sin embargo, en bien o mal la ciencia no se detiene.

Anuncios

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s