Los extraterrestres también tienen su lugar en la literatura

28-07-14-CP-NAVE_0aad0e3fcb00d92fadd8746355762691

Por Fausto Rivera Yáñez, editor Cartón Piedra

(Publicado en el suplemento Cartón Piedra del diario El Telégrafo, Quito, domingo 27 de julio de 2014)

De repente miró a una especie de ser humano emerger desde la niebla. Al acercarse para ver quién era, solo pudo constatar que aquel cuerpo no era de este mundo: su cabeza estaba achatada en los polos y ensanchada en los lados, el color de su piel era verde, tenía una estatura que superaba los dos metros de alto y hablaba en un idioma que, definitivamente, no era de la Tierra. No tuvo miedo, pues el individuo se le acercó y le hizo un gesto que parecía ser el símbolo de la paz con sus manos. Tenía tres dedos.

Este relato parecería ser tomado de un cuento de ciencia ficción, pero no. Resulta que es uno de los múltiples testimonios de gente que asegura haber tenido contacto con seres de otro mundo, o que alguna vez vio un objeto volador no identificado (OVNI) mientras viajaba por la carretera. Lo que para muchos puede sonar delirante y hasta absurdo, para otros se ha convertido en toda una disciplina que ha devenido, por ejemplo, en la ufología, una especie de ‘ciencia’ que establece relaciones entre lo paranormal y las ciencias ocultas, resaltando siempre la posibilidad de constatar sus hallazgos y de proceder científicamente en sus investigaciones.

Pero a su vez, se han producido una serie de textos, muchas veces etiquetados como literarios pero que no son de ciencia ficción, que desarrollan la temática ovni. Es por ello que dedicamos a este fenómeno ‘letrado’ una edición que explique en qué consiste. “La paraliteratura extraterrestre responde a una serie de necesidades de los lectores de las que a veces ni siquiera ellos mismos son conscientes. El anhelo de respuestas y orientación sumado al escepticismo material que generan las cada vez más sofisticadas explicaciones científicas supone el surgimiento de esta suerte de hipótesis new age. La característica fundamental de este tipo de narrativa, así como la de las teorías de la conspiración, es su pretensión de descubrir una lógica racional escondida detrás de estos acontecimientos aparentemente imposibles o, por lo menos, increíbles”, manifiesta Juan Manuel Granja sobre el tema.

Y en esa línea, también presentamos un texto de Juan Carlos Cabezas sobre el libro de ciencia ficción La Receta, del poco conocido escritor guayaquileño Francisco Campos Coello. Qué lo disfruten.

Anuncios

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s