Buscando a Bradbury

Nasa honours SF great in name for Bradbury Landing

Por Leonardo Wild

(Texto aportado por el autor a Ciencia Ficción en Ecuador; dicho texto fue originalmente escrito en 1994 y publicado en diario La Hora., Quito; luego en la Revista de Ciencia Ficción Gallega, hacia el 2001)

Leonardo Wild (Stanford, 1966). Novelista y ensayista, hijo de padre ecuatoriano y madre alemana. Marcado por los viajes constantes. Recibió su primera educación en Cayambe, la secundaria en Quito. Estudió fotografía, computación y sociología en las universidades de Lord Fairfax y Nova College, Virginia.Vive en Europa trabajando en los más diversos oficios. Ha publicado cerca de 200 artículos en varias revistas: Crítica Literaria en Eskeletra y el Suplemento “Cultural” del diario La Hora; ensayos sobre diversas temáticas para las páginas de Medio Ambiente y Ciencia en la revista Semanal (del mismo diario); artículos varios para: Ciudad Alternativa (de la “Fundación Ciudad”), Estudios Ecuatorianos (de la Facultad de Ciencias Humanas de la PUCE), Diners, Gestión, Finis Terrae (Boletín de la Asociación Gallega de Ciencia Ficción de España). Su narrativa incursiona en múltiples categorías literarias: ciencia ficción, aventura, aventura fantástica, novela policíaca. Escribe tanto en inglés como en castellano. Escribió: Novela: Oro en la selva (Quito, 1996); Unemotion (Alemania, 1996) entre las mejores siete novelas presentadas en marzo de 1997 por Deutschlandradio y la revista Focus, esta obra recibió también el “Búho del Mes”; Die Insel die es nie gab (Alemania, 1997); Orquídea negra o el factor vida (Quito, 1999). Recopilación: Indianermärchen aus Südamerika (Alemania, 1997). Ensayo: Ecología al rojo vivo (Quito, 1997) Mención de Honor del Premio “Isabel Tobar Guarderas” en el campo de las Ciencias Sociales de 1998.

∞∞∞∞∞∞∞∞∞∞∞∞∞

Algunos críticos consideran que Ray Douglas Bradbury es el mejor escritor de ciencia ficción del mundo. ¿Con qué derecho, si no es científico como Arthur C. Clarke o Isaac Asimov?

Cuando Bradbury escribe ciencia ficción, se concentra en la interrelación de personajes con el mundo que los rodea. El trasfondo puede ser Marte, o una Tierra del futuro, pero sus cuentos casi siempre giran en torno a los sentimientos de los protagonistas. Por eso el secreto de la fama de Bradbury está realmente en la palabra “escritor” y no en las extrapolaciones científicas de sus relatos.

Influencias tempranas

Nacido en Waukegan, Illinois (USA), en 1920, Ray Bradbury tuvo desde muy temprano una inclinación por leer. Su héroe a los nueve años de edad fue Buck Rogers, de las revistas Comics.

Comenzó a escribir, a los doce, estimulado por los cuentos de H.G. Wells, Edgar Rice Burroughs y los autores que aparecían en las revistas <<pulp>> (especialmente en Astounding Stories y Weird Tales). Inspirado por los relatos de Poe, Dickens, Lovecraft y Clark Ashton Smith, trataba de imitar el estilo “de los grandes”, sin mucha suerte.

Cuando en 1938 terminó su Bachillerato en Los Angeles, acabó su educación oficial. En vez de seguir estudiando, se dedicó a vender periódicos en las esquinas de su ciudad hasta 1942.

En 1941, luego de escribir mil palabras diarias desde los doce años de edad, vendió The Lake (El lago) a Weird Tales. Era un cuento de fantasmas, una historia sobre el amor y el tiempo, sobre los recuerdos y el ahogarse. La historia vino desde dentro. Brotó, por decirlo así. Pero no fue hasta más tarde que cayó en cuenta que esto —el permitir que brote desde dentro— era justamente lo que hizo de El lago un cuento famoso, diferente, lo que le dio un estilo que llamó la atención de los editores de otras revistas.

El escritor interno

Bradbury, durante años, tomó notas que acabaron en listas de palabras y títulos tales como: EL LAGO, LA NOCHE, EL ATICO, EL ESQUELETO… Brotaban de su subconsciente. Eran recuerdos que había olvidado. Hasta que un día se percató que cada palabra era una historia, y que la historia provenía de él mismo, de su pasado, de sus miedos y alegrías. Con ello descubrió la fuente de la cual beben los mejores escritores sin lograr saciarse.

Con este método Bradbury logró convertirse en un escritor que no requería de datos científicos para escribir ciencia ficción. Los mundos futuristas salían a borbotones, y en ellos implantaba sus personajes. Así fue como creó su obras más famosas.

Crónicas marcianas (1950) se compone de una serie de relatos sobre una época en el futuro en la que el Hombre fue a Marte. Aquellos, “Los Solitarios”, se mezclaron con los seres de Marte que tal vez eran ellos mismos, sus alegrías y sus penas, sus recuerdos y sus sueños. Con esta novela Bradbury finge hurgar en el interior del ser humano del futuro, cuando en realidad lo que hace es sacar a la luz la soledad de la gente de nuestro tiempo.

Por otro lado, en Fahrenheit 451 (1950), se revelan facetas de la época que ya llegó, una era en la que la censura se vuelve deshumanizante (451° grados Fahrenheit es la temperatura en la que el papel se enciende y quema.) En aquel mundo los bomberos prenden fuegos, incendian casas con la gente dentro por haber cometido el crimen de leer libros, los cuales, por cierto, invitan a pensar.

El hombre ilustrado (1951) es apenas un ejemplo de una de las antologías de Bradbury. Estas, en 1946, 1948 y 1952, fueron escogidas como las mejores colecciones de cuentos en Estados Unidos.

La búsqueda

Además de haber escrito para radio, teatro, televisión y cine (Bradbury colaboró en 1964-65 con el guión para la película Moby Dick de John Huston), fue asesor creativo para Euro-Disney en París. La imaginación de este escritor y su deseo de encontrarse a sí mismo le ha llevado a ser uno de los visionarios del futuro más destacados del siglo XX. El escudriñamiento interno, la búsqueda de su Yo más profundo, se refleja en sus obras. Tal vez es esto lo más valioso que Bradbury puede dar a cada lector.

Anuncios

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s