Borges, el pionero

El+milagro+secreto

Por Francisco Bayancela González

(Publicado en diario La Hora, Quito, el 10 de febrero de 2010)

Raúl Andrade decía en sus crónicas que los primeros conquistadores de la Luna fueron los poetas. Por lo mismo, la poesía de William Blake es considerada actualmente como el ejemplo de la anticipación de la ciencia moderna, la metafísica y la ciencia-ficción. Asimismo, el Derecho fue observado y predicho en la Babilonia antigua y la progresía de la Roma republicana, que veía en el contrato la razón de ser de la sociedad.

En América Latina está el único ejemplo de estos casos, es el argentino Jorge Luis Borges, de quien en su obra se ha encontrado al menos tres muestras de su intuición y portentosa creatividad: hace 50-70 años vio el proceso de abstracción neuronal del cerebro humano, que ahora se ha descubierto en la Universidad de Leicester. Y debemos a Pauwels y Bergier los populizadores del infinito borgiano en El Aleph. No hace mucho se encontró también que Borges imaginó el Internet, como la sucesión ininterrumpida de información hasta más allá de nuestro mundo. Ello lo han afirmado los teóricos de Harvard.

Pero todo no se queda ahí, pues los dramas más desequilibrados se los ha detectado en toda su manifestación en dramaturgos como Tenessee Williams y Thomas Stoppard.

Además es posible encontrar en Borges una de las bases de la literatura fantástica, de la que Tolkien es un insigne representante, a través de los desafíos y modos de vida que encontraba en las culturas nórdicas. Pero dentro del mismo ritmo el poco apego que tenía por los escritores latinoamericanos se debe a que si bien escriben con buen dominio gramatical, en cambio los argumentos pecan de consistencia común y corriente, por los compromisos ideológicos y las radicalizaciones puestas a prueba por los mandamases de la política dominante. Ello es naturalmente de poca trascendencia.

Eso quiere decir que los temas sociales, políticos o económicos están en segundo plano, y casi todo el tiempo aquellos de la propia sobrevivencia en base a símbolos corresponden a la innovación y demás actitudes de la minoría creadora.
Dentro de la poesía ecuatoriana surge con singularidad Jorge Carrera Andrade, desaparecido a los 73 años, después de haber servido a su país y concentrada su imaginación en la ficción más borgiana que pueda haberse dado en el ambiente cultural nacional.

Borges sigue más vivo que todos aquellos que lo marginaron en su momento, incluidos aquellos del Nobel de Literatura.

Anuncios

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s