Quito 2050 (texto fantástico)

Graffiti en Quito por Vera (https://www.flickr.com/photos/dirtylandvera)

Graffiti en Quito por Vera (https://www.flickr.com/photos/dirtylandvera)

Por Abdón Ubidia

(Publicado en diario El Comercio, Quito, el 5 de diciembre de 2013)

“Como ahora, en este mundo de robots laboriosos, que han liberado, por fin, a la gente del trabajo, tras revoluciones mundiales (…)”.

Nosotros debimos morirnos hace veinte años. Sin embargo, el futuro es impredecible.

Mi mujer y yo, sometidos voluntariamente a un tratamiento genético que nos rejuvenece tal y como hace medio siglo o más leí en un cuento de ciencia ficción, entonces pura literatura futurista que no sabía que el futuro había llegado ya, vemos la ciudad de Quito crecer como una alfombra hacia el Cayambe, el antiguo aeropuerto de Tababela convertido en plataforma de lanzamiento para las naves de hoy.

Las hileras de autos voladores casi silenciosos llegando y saliendo de las caprichosas edificaciones mal copiadas del estilo chino.

O de las colinas que han sido convertidas en viviendas horadadas en la roca, algo perdidas entre la vegetación ahora tropical que les protege.

Y allá arriba, la vieja meseta con su Panecillo y sus antiguos campanarios y edificios estropeados que alguna vez fueron modernos.

Al fondo, el volcán inmemorial con sus feroces cumbres, las únicas insignias perdurables de una ciudad que siempre fue lo que no quiso ser, y que no pensó jamás que el porvenir la traicionaría siempre.

Como ahora, en este mundo de robots laboriosos, que han liberado, por fin, a la gente del trabajo, tras revoluciones mundiales sin nombre, o del cambio climático que ha obligado a los habitantes de las ciudades costeras inundadas a migrar e instalarse entre nosotros y renovar nuestros hábitos, al punto de que, gracias a ellos y a su nostalgia, hemos visto la forma de construir el gran lago reservorio, un remedo del mar, atrapando el agua, el verdadero combustible de hoy (y ese es otro tema), de los tifones que vienen a morir entre nuestras montañas, bañando nuestra ciudad, como nadie imaginó antes, cuando perdíamos tanto tiempo, arruinando cada presente de nuestras vidas, en nombre de un futuro que nunca llega a ser como lo planificamos.

Anuncios

Un pensamiento en “Quito 2050 (texto fantástico)

  1. intersante preludio el suyo, pero ese 2050 ese solo la punta del iceberg de la tragedia que la humanidad giada por politicos despiadados y por las multinacionales avariciosas que solo miran al universo como capital… yo no tengo esa vision romantica de un Ecuador inundado por el oceano mundial, sino de una autentica guerra del agua… 

    Me gusta

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s