Bestiario

Bestiario1

Por María Rosa Crespo

(Publicado originalmente en diario El Mercurio, Cuenca, el 15/10/2014)

Los seres humanos se han sentido siempre fascinados por las otras criaturas del reino animal.

Dicen los historiadores que los faraones coleccionaban especies terrestres y marinas y celestes, Salomón poseía un bestiario viviente y fue precursor de los estudios de Zoología.

Aristóteles y Plinio inauguraron los primeros libros conocidos bajo el nombre de Bestiarios, muy populares en la edad media, se trata de una colección de breves textos descriptivos sobre animales reales o fantásticos, suelen representan por medio de un sistema de símbolos y alegorías, virtudes o pasiones humanas.

Los bestiarios aparecen en la mejor prosa latinoamericana del siglo XX, recogidos por autores como Alejo Carpentier, García Márquez, Augusto Monterroso, Pablo Neruda y Jorge Luis Borges.

Una de las publicaciones de Osvaldo Encalada:” Bestiario razonado e historia natural”, según su autor contiene la selección de algunos fragmentos de un curioso y olvidado libro publicado en 1786 por Fray José Orozco de Torreblanca.

Variada invención que parte de un zoo génesis, en el quinto día de la creación y da cuenta de multiformes criaturas que habitan en la tierra, los dominios del aire, de los mares y las ensoñaciones de los hombres solitarios; para interrogarnos, sacarnos de nuestro propio etnocentrismo humano y abrirnos a una nueva comprensión del mundo y de las cosas.

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión /  Cambiar )

Google photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google. Cerrar sesión /  Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión /  Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión /  Cambiar )

Conectando a %s