El bestiario de Encalada Vásquez

Bestiario_Encalada_2

Por Iván Rodrigo Mendizábal

Bestiario razonado & Historia natural (ed. Radmandí, 2004) de Oswaldo Encalada Vásquez puede ser considerado en el terreno de la literatura fantástica ecuatoriana.

Julio Cortázar, en sus Clases de Literatura: Berkeley, 1980 (2013), señala que lo fantástico tiene que ver cuando “la imaginación modifica las leyes naturales, las transforma y presenta el mundo de otra manera y bajo otra luz” (p. 28). Precisamente esto es lo que caracteriza a esta obra del escritor cuencano: es una obra imaginaria sobre los pobladores de un mundo fantástico, es una descripción de figuras y elementos desde un tono aparentemente realista, es un modo muy personal de presentar la creación de ese mundo y, por otro lado, es una iluminación abierta a los lectores para ver la realidad.

Empero, para entrar a ese mundo fantástico, Encalada Vásquez, se postula apenas como un transcriptor, como un seleccionador de un libro más amplio, de un tratado que fuera escrito por fray Joseph Orozco de Torreblanca en 1768 y publicado en la imprenta de Antonio Ferrer, en Valencia. Entonces, de entrada, nos hallamos ante los supuestos escritos de dicho fray, sacerdote de la religión seráfica, intitulado Bestiario razonado & Historia natural (p. 25). Encalada Vásquez se presenta y firma como una especie de descubrir de dicho viejo y olvidado libro y lo presenta, con el lenguaje actual, para lectores como nosotros. La idea está pues planteada: el autor nos abre al universo de otro supuesto autor. Es la ficción de las ficciones al modo de Jorge Luis Borges.

De este modo, la apertura al universo de ese otro autor, Orozco de Torreblanca, es encontrarse con un mundo, como señala Encalada, “anacrónico” (p. 25). Se entenderá como tal, no solo al hecho de obedecer a la supuesta lógica que el “transcriptor” nos impone: estar frente a documentos viejos y volverlos a leer en la actualidad, incluso a sabiendas de su pérdida de sentido, ya que se refieren a mundos antiguos; sino al hecho de que el “argumento” –si es que hay alguno– del libro describe mundos imaginarios y posibles en un tiempo borroso o en un tiempo paralelo, sin coordenadas.

Para nuestro caso, este modo de comprensión nos lleva a situar a Bestiario razonado & Historia natural, en el contexto de la ucronía y del steampunk.

Desde la perspectiva de la ucronía, Bestiario razonado & Historia natural, contiene la descripción de un mundo paralelo, un mundo otro, con sus propias bestias y su propia naturaleza. Encala Vásquez-Orozco de Torreblanca hacen de narradores del imaginario de Dios, a quien cantan y hacen honores contando la “historia” de lo creado por Él. Entonces, Bestiario razonado & Historia natural es una especie de Génesis del mundo paralelo; es la historia del mundo otro el cual el ser humano común y corriente ha olvidado.

Ucrónica es, por ejemplo, la señalación que Dios hizo el agua y al quinto día, Él ordenó que de su seno nacieran todos los animales: “El agua concibió, porque el agua es semilla” (p. 31). Del agua como matriz emergieron los animales de la tierra y los que se quedaron allá, incluso los “animales posibles, aquellos que los hombres habrían de soñar en el prolongado transcurso de los siglo” (p. 32). El mundo antes que todo fue agua; lo líquido hace pensar en una historia de las bestias, incluido el hombre, que deviene.

Entonces, la historia es un fluir de seres. Veamos algunos de los muchos descritos. Así, el fénix, es producto de su propia ceniza: ella es la portadora de todo alma y, de acuerdo al autor, “es la [vida] eterna” (p. 40). La luciérnaga, se alimenta de la luz solar. El fuego es un bruto que tiene como dominio el nacimiento y la muerte. El minotauro es un ser en cuya mente se elabora la ficción de su propio laberinto. Hay peces voladores que cambian su estado entre el aspirar el cielo, pero también el agua. Están las abejas nocturnas que hacen miel, robando a las flores su descanso, aprovechando que hay luz lunar sobre ellas.

Desde la perspectiva del steampunk, Bestiario razonado & Historia natural, es una especie de tratado de la creación del mundo desde el matiz tecnológico, donde lo tecnológico supone que a los objetos, a los seres, al mismo mundo, se les ha sido incorporado un hacer y un conocimiento. Dios, entonces, es un ingeniero de portentosa imaginación al que Encala Vásquez-Orozco de Torreblanca le erige el monumento de su libro.

En este marco, en el relato “Monstruos”, se dice que fueron los primeros en existir. El autor anota –recogiendo ficticiamente al Talmud–:

“La providencia divina es el seno donde se encuentran desde el principio de la eternidad las cosas que han sido y las que todavía no son: pero no se encuentran terminadas en sus partes. El Señor, cuando crea, lo que hace es tomar los elementos y juntarlos para formar las criaturas. Atornilla aquí unos cuernos, liga más allá unas pezuñas, suelda los miembros inferiores, pega las móviles orejas. Pero el número de elementos es dispar y, cuando todos los seres fueron construidos, el Señor se dio cuenta de que en su seno habían quedado sueltas algunas piezas. Tenía por ahí las piernas y el cuerpo de un caballo, sin cuello ni cabeza, y más allá estaba el torso humano, con cabeza y sin piernas. Los juntó, y de ellos resultó el centauro. Juntó el cuerpo de un león con una cabeza humana y obtuvo la esfinge” (p. 82-83).

La descripción de la creación es casi como la de un juego de niños, inocente, donde se arma y desarma, donde se juntan piezas y se logra el monstruo: el Dios de Bestiario razonado & Historia natural es un imaginador juguetón. Frente a la idea de que el agua hace nacer a las criaturas, los armados, los articulados por ese Dios, son más bien seres fabulosos. Y este factor, de lo fabuloso, como algo inesperado, como algo que trasciende la imaginación, para el autor ha cambiado. Dice:

“Pero los monstruos que actualmente aparecen tienen otro origen. Las almas, cuando muere el cuerpo, buscan otros cuerpos, y pueden pasar a animar el cuerpo de los brutos. Cuando un alma que ha residido en una cabra a un cuerpo humano, debe forjarse una unión perfecta de las naturalezas, como cuando dos monedas idénticas se colocan una sobre la otra. Pero, a veces, cuando no es posible la unión perfecta, queda una parte sobresaliente y desalineada; entonces surgen los monstruos” (p. 83).

El monstruo moderno, si se quiere, es el resultado de una extraña apropiación de cuerpos por parte de las almas. El agua ha dejado de ser la matriz; las partes de algún cuerpo han sido ensambladas; el revoloteo de las almas, a la pesca de un cuerpo, es la consecuencia de esa extraña mutación del tiempo ucrónico. Ahora bien, aquellas almas que no han alcanzado nada se convierten en nubes, de acuerdo al relato “Las nubes”: “Las nubes blancas que vagan por el cielo son las almas vegetativas ya purificadas de toda inmundicia” (p. 167).

En la ucronía, el hombre es un ser creado y nombrado como Adán. Desde el steampunk, una rama del hombre, de acuerdo al relato “Simios”, se degenera, se aparta para vivir lejos, en el interior de la selva, como salvajes, hecho que les lleva a evolucionar cubriéndose de pelos (p. 106). El hombre-simio se construye a sí mismo lejos del hombre-creado-por-Dios.

La luz es otro ser u otra entidad para Encalada Vásquez-Orozco de Torreblanca. Deviene del Sol, “un conglomerado esférico de fuego elemental” (p. 159). Asimismo, el tiempo es una materia fantástica eterna: “es nada más que la respiración de Dios, en medio de la cual van, impulsados por su infinita potencia, girando, en armónico y expectable equilibrio, todos los planetas, estrellas y luminares” (p. 172). Este hecho lleva a pensar en el tiempo, según el autor, en que para nosotros se presenta como la consecuencia de la sucesión. La forma de materializarlo, se podría dar con los relojes de arena, los cuales se construyen con mucho cuidado, porque es “la imagen no adulterada de la vida” (p. 190).

Finalmente digamos que Bestiario razonado & Historia natural, no solo habla del supuesto mundo paralelo, de su historia, de su lugar. Es asimismo el relato de otros mundos, extraños, externos. En cierta medida, esto lo conecta también con la ciencia ficción.

Por ejemplo, el relato “Astrología mineral” es una especie de cosmología de los minerales a partir de su origen planetario. Consecuencia de que cada planeta genera algo en dirección a la Tierra, esta es la conjunción del Universo. Así, la Luna deja caer sobre la Tierra efluvios alimenticios para plantas y animales, además que siembra la plata; el Sol da el oro; Marte da el hierro, Júpiter el cobre, etc. (p. 200).

En otro relato “Aritmogénesis”, se declara que Dios creó otros mundos. Uno de ellos el de los números. Entonces el relato es una descripción del mundo de los números ligado a la creación –quizá hay algún guiño a

Y precisamente en “Otros mundos”, se hace referencia a otro tratado, de un tal Monsieur Branchet –¿una señalación a la fantástica obra artística de Jean Branchet?– Pluralidad de los mundos habitados, que supuestamente halla Orozco de Torreblanca –quizá más como una especie de homenaje también al astrónomo francés Camille Flammarion en La Pluralité des mondes habités (1862)–.

En “Otros mundos”, entonces, se evidencia la idea de que otros planetas están habitados. Y es, al mismo tiempo, una crítica a la racionalidad y la supuesta fe humana que hace creer que solo la Tierra es la única habitada porque el ser humano no tolera otras formas de hábitat dada su propia experiencia de vida. Por lo tanto, es interesante darse cuenta que todas las clases de habitantes y modos de existencias en otros planetas, son vistos desde nuestra perspectiva, desde nuestro imaginario, como completamente fantásticos. Nuestra idea de mundo es cercano a la luz que nos ilumina, pero Encalada Vásquez declara que los otros mundos tienen más cercanía a sus propias luminares, hecho desconocido aún para nosotros. Nuestra racionalidad nos impide ver otros mundos.

Bestiario razonado & Historia natural de Oswaldo Encalada Vásquez, bajo las consideraciones anteriores es un texto con muchos presupuestos que nos alientan a pensar nuestra propia naturaleza.

Anuncios

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s