Alicia vive en un mundo paralelo al nuestro

Alice

Por Máximo Ortega Vintimilla

(Contribución especial para Ciencia Ficción en Ecuador)

Máximo Ortega Vintimilla nació en Azogues, Ecuador (1966). Licenciado en Ciencias Jurídicas y Sociales, Abogado y Doctor en Jurisprudencia por la Universidad Católica de Cuenca. Especializado en Criminología por la Universidad Complutense de Madrid y Diplomado en Estudios Internacionales por la Escuela Diplomática de Madrid. Se ha desempeñado, entre otras actividades, como Catedrático de la Universidad Católica de Azogues y de la Universidad Regional Autónoma de Los Andes, Fiscal en la provincia de Los Ríos, y Director Nacional de Rehabilitación Social. Es Miembro de la Academia de Escritores del Ecuador y de la Academia de Poesía Iberoamericana, Capítulo Cuenca. Ha publicado, entre otras, las siguientes obras: La Poesía es algo más que un sueño (Poesía, 1990); El arco iris del tiempo, Edit. Huerga y Fierro, Madrid-España, (Novela, 1996, primera edición); Vibraciones en Verde (Poesía, 1998); El hombre que pintaba mariposas muertas (Cuentos, 2004); Gigantescos elefantes dormidos (Novela, 2007).

∞∞∞∞∞∞∞∞∞∞∞

(ADVERTENCIA: Usted, estimado lector, que está leyendo este artículo en este momento exacto, también podría estar leyéndolo en otro mundo paralelo al nuestro; pero en otras circunstancias, en un mundo quizá más justo y humano).

Alicia en el país de las maravillas[1] es un clásico de la literatura mundial. Su autor, el inglés Lewis Carroll (pseudónimo de Charles Lutwidge Dodgson) se inspiró en su amistad con la niña Alice Liddell y sus hermanas, a raíz de un paseo en un bote. Quizá el hecho de que al escritor le apasionara las matemáticas, además de que le gustaba jugar con la criptografía y el ajedrez, también tuvo que ver con la escritura de esta historia, en donde el juego es un elemento clave.

El argumento de esta obra literaria es bien conocido: con ocasión de un paseo, Alicia corre detrás de un conejo blanco que habla y al llegar a su madriguera advierte que es la entrada a un lugar fantástico; una vez adentro, empieza a vivir una serie de aventuras que se asemejan a los sueños: conoce a varias criaturas (la oruga, el sombrerero, el gato de Chesire, losnaipes, etc.), cambia de estatura a cada rato, escucha historias que le cuentan esas criaturas, debido a que es una niña muy curiosa, asiste a extrañas fiestas, hasta que, por fin, despierta, instantes antes de que la Reina de Corazones le mandara a cortar la cabeza.

En un principio, podría pensarse de que es una historia infantil común; pero si se la analiza con detenimiento, nos encontraríamos con una serie de elementos interesantes, que ya han sido analizados incontables veces, sobre todo desde la perspectiva fantástica y onírica. Pero esta vez, mi análisis intenta hacer hincapié, e incluso, descubrir otros elementos que se tendrían que ver con géneros literarios como el de ciencia ficción (científico), del terror y el policíaco-judicial.

La escena de la caída de Alicia por el túnel (antes de encontrarse con ese mundo maravilloso) equivaldría a la de un AGUJERO DE GUSANO[2] que transportó a la niña a otro MUNDO PARALELO[3], situado en otra dimensión espacio-temporal. A su vez, el CONEJO BLANCO, que actuó como “carnada” sería el EXTRATERRESTRE que facilitó la llegada a dicho agujero de gusano. A lo anterior habría que agregar el hecho de que en la narración el espacio y el tiempo son especiales, el primero es algo impredecible, no fijo, y que está innegablemente ligado a un tiempo extraño, de otra dimensión, en donde un mes puede equivaler a un segundo, o una noche ser de un instante.

Finalmente, en cuanto a las escenas relacionadas con los naipes números dos, cinco y siete, a quienes la Reina ordena decapitar, y que para evitar esta condena los tres se protegieron con Alicia; así como la del juicio contra la Jota de Corazones, debido a que fue acusada de robar unos pasteles, y cuando la Reina de Corazones, un personaje autoritario, ordena que corten la cabeza a Alicia, son indicadores del género del terror y lo policíaco-judicial. El juicio[4] en mención es un auténtico ridículo, absurdo, apartado de lo que significaría un debido proceso[5]. Alicia, que está de testigo, se enfada cada vez más cuando constata que el jurado es inepto, que el Rey acusaba a la Jota con pruebas alteradas, inventadas, que la Reina, a su vez, quería terminar el proceso de forma arbitraria y dictar sentencia lo más pronto posible. La tensión se incrementa cuando Alicia, que ha crecido hasta tener una enorme estatura, amenaza a la Reina, y se llega a los límites de terror, en especial cuando se ordena decapitar a Alicia.

El siguiente diálogo, del capítulo 12 del libro, resumiría lo afirmado:

“(…) —Dejemos que el jurado pronuncie su veredicto —dijo el Rey, por vigésima veza en el día.

—¡No, no! —dijo la Reina—. Primero la sentencia, después el veredicto.

—¡Disparates y tonterías! —dijo Alicia—. ¡A quién se le ocurre la idea de dictar la sentencia primero!

—¡Cuida tu lengua! —dijo la Reina y se puso morada.

—¡No, no lo haré! —dijo Alicia.

—¡Que le corten la cabeza!! —vociferó la Reina con todo su vozarrón. Nadie se movió.

—¿A quién le importa? —dijo Alicia (había alcanzado su tamaño normal)— ¡Ustedes no son más que una baraja de naipes! (…)” [6]

Es probable que Alicia todo el tiempo haya estado en un mundo paralelo al nuestro, junto con Lewis Carroll, y de seguro que paseando, no en un bote, sino en una nave espacial.

Notas

 

[1] La obra de publicó en1865, y tiene una secuela: A través del espejo y lo que Alicia encontró allí.

[2] El agujero de gusano es un túnel que conecta dos puntos del espacio-tiempo, o dos universos paralelos. NO está demostrado que existen, aunque matemáticamente son posibles.

[3] El universo (mundo) paralelo es una hipótesis de la física cuántica que habla de la existencia de varios universos o realidades independientes (multiverso).

[4] Se debería considerar también la historia que el ratón le cuenta a Alicia, graficada en forma de cola, y que se relaciona con un juicio.

[5] La novela El Proceso de Franz Kafka, publicada con posterioridad, tiene un argumento algo parecido, esto es el de un juicio absurdo, esto es la historia de un hombre que es acusado y condenado por un crimen del que no sabe de qué se lo acusa.

[6] Lewis Carroll, Alicia en el país de las maravillas (traducción de Mercedes Guhl Corpas). Edit. Panamericana, Bogotá, 1997. Págs. 165-166.

Anuncios

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s