70 años de Hiroshima

FILE - In this Sept. 8, 1945 file photo, an allied correspondent stands in the rubble in front of the shell of a building that once was a exhibition center and government office  in Hiroshima, Japan, a month after the first atomic bomb ever used in warfare was dropped by the U.S. on Aug. 6, 1945. (AP Photo/Stanley Troutman, File)

FILE – In this Sept. 8, 1945 file photo, an allied correspondent stands in the rubble in front of the shell of a building that once was a exhibition center and government office in Hiroshima, Japan, a month after the first atomic bomb ever used in warfare was dropped by the U.S. on Aug. 6, 1945. (AP Photo/Stanley Troutman, File)

Por Eliécer Cárdenas

(Publicado en diario El Tiempo, Cuenca, el 6 de agosto de 2015)

Se cumplen 70 años del lanzamiento de la bomba atómica en la ciudad japonesa de Hiroshima, y días después en Nagasaki, con lo cual los Estados Unidos, protagonista de la Guerra del Pacífico en contra del Imperio Japonés, forzó a ese país la rendición y evitó decenas de miles de muertos estadounidenses, pero a costa del horror de una bomba que, en fracciones de segundos, evaporó a más de 200.000 víctimas civiles inocentes del todo en la conflagración mundial y los intereses geopolíticos en juego. Desde entonces ha sido largo el debate en torno a las armas nucleares, puesto que se pretende justificar la mortandad bajo el presupuesto de que los imperativos bélicos así lo exigían, argumento deleznable como toda argumentación en favor de la carnicería humana bajo el nombre de “guerras” supuestamente justas.

Lo cierto es que la bomba atómica se venía fabricando en los laboratorios ultrasecretos del desierto de Nuevo México, como una especie de competencia frente a los intentos, finalmente infructuosos, de la Alemania nazi por lograr la fabricación de una bomba atómica en plena guerra. Desde Hiroshima, los Estados Unidos mantuvieron por unos cuantos años el monopolio del terror nuclear, hasta que espías al servicio de la entonces Unión Soviética consiguieron los datos que permitieron a los soviéticos bajo Stalin fabricar su bomba atómica, iniciándose una carrera armamentista conocida como la “carrera nuclear” o el “equilibrio del terror” entre los dos campos en que se había dividido el mundo. Los esposos norteamericanos Rosemberg fueron acusados de haber proporcionado esos datos de la bomba a los soviéticos y fueron ejecutados por ello. Hasta ahora existen dudas sobre su culpabilidad.

Con el correr de los tiempos, el monopolio nuclear ya no lo mantuvieron solamente los EE.UU. y la exURSS, sino que accedieron a su propio arsenal Francia, Inglaterra, y después hasta países como la India y Pakistán. Israel por su parte, es el único país de Medio Oriente que dispone de armamento nuclear, en tanto acusó a Irán por querer obtenerlo. El denominado “equilibrio del terror” estuvo a punto de romperse con la llamada “Crisis de los Cohetes”, cuando la URSS se vio obligada a retirar las ojivas nucleares instaladas en Cuba. Nunca hasta entonces el mundo vivió al borde de su desaparición. Sin embargo, la amenaza de una hecatombe planetaria seguirá latente mientras existan los arsenales nucleares que no solamente las potencias sino países de menor rango geopolítico mantienen.

Anuncios

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s