Ecuador: Un escenario para unir ficción, historia y prehistoria

Javier Villacís Mejía, autor de Unvralº

Javier Villacís Mejía, autor de Unvralº

Por José Javier Roldós C.

roldosj@granasa.com.ec

(Publicado originalmente en el blog Expresiones el 5 de noviembre de 2012)

En 428 páginas, Javier Villacís Mejía, de 31 años, plantea una premisa que se lee interesante: Ecuador fue el centro de las culturas ancestrales.

No es ficción, dice. Su primer libro, Unvral (Editorial Zargon, 2012), es producto de la investigación que este ingeniero en Agronegocios, nacido en Esmeraldas, inició hace más de 10 años, cuando a los 19 se sintió motivado tras hallar evidencia de unos “cráneos alargados parecidos a los egipcios”.

Reconoce que en su búsqueda se topó con información y documentos científicos tan valiosos como interesantes. En su libro hace referencia a la cueva de los Tayos (en la que se han hallado vestigios de culturas ancestrales lejanas), las pirámides de Cochasquí o a que el Chimborazo es el punto de la Tierra más cercano al espacio… y es precisamente en este lugar donde tras la catástrofe de Toba (cuando hace unos 70.000 un volcán situado en el lago Toba, Indonesia, entró en erupción) se habría asentado la primera civilización, según relata en Unvral…

“A mí me dejaba helado (la información que fue descubriendo) a lo largo de esta década y decidí escribirlo y ponerlo en una novela para que sea conocido, primero por los ecuatorianos y luego, ver cómo esto puede ser una voz que salga al mundo diciendo todo lo que somos realmente”.

Para darle forma, decidió escribirlo en formato de thriller “como Dan Brown (autor de El Código Da Vinci)”. Creó personajes ficticios y además ideó una misión científica especial. “Es una especie de novela policiaca, superrápida, trepidante, que va contando un descubrimiento tras otro, y hechos sin mucha descripción, realmente, pero sí con un trasfondo profundo y bien comprobado… Entonces lo que traté de hacer es poner bibliografías, links de Internet… para que el lector vaya viendo que todo lo que lee tiene un rigor científico, histórico y real”. Además se apoya en mapas, fotos y documentos o artículos de prensa o de otros libros.

La base del relato parte de dos líneas argumentales: “la parte de arqueología y la de biología molecular con física teórica; sin embargo, no es un libro técnico, es muy ligero de leer”.

Escribirlo le tomó tres años, pero confiesa que lo más duro fue pulirlo y dar coherencia al texto en bruto, pues de 600 páginas bajó a las 428. Cuenta que a la editorial Zargon le atrajo la idea de que no se haya basado en una reflexión de los problemas internos que vive el país. “Esta es una nueva propuesta, te dice ‘mira en el Ecuador hay todo el potencial intelectual, histórico, prehistórico, científico, para proponer cambios en el mundo’”.

Sobre cuánto de ficción y cuánto de realidad contiene Unvral, asegura: “No te lo diría en porcentaje porque la primera parte es realidad en cuanto a la demostración que hay de que el Ecuador no solo que ha sido el centro geográfico del planeta, sino que hay pruebas concretas de que puede haber sido el centro de la cultura mundial y, quizá toco una puerta al mundo científico y le digo ‘miren aquí hay algo mucho más rico’… Luego lo que hago es vincularlo con la ciencia actual y ahí ya viene la parte de ficción… en la que se propone un proyecto para salvar a la humanidad del posible holocausto o fin del mundo en el 2012… Esa parte es totalmente ficción y, efectivamente, Ecuador es el protagonista de la salvación del planeta; con datos reales, no solo una hipótesis poética de que salvas al mundo, sino práctica”.

El proyecto Unvral ha crecido. Javier escribe su segunda parte; pero además ha conversado con Sebastián Cordero e Ivonne Baki para convertirlo en un proyecto cinematográfico.

“Ya lo había hablado con Sebastián antes de publicarlo. Él me dijo ‘publícalo, pero prográmate de que este es un trabajo de cinco años’… Cuando Ivonne Baki entendió que una película puede ser una herramienta masiva, se interesó muchísimo y comenzamos a trabajar con el equipo de ella en una hoja de ruta, pues le gusta mucho el tema para promocionar el Yasuní… Estamos hablando de dos años que implican elaboración del primer guion, tenemos chance hasta diciembre; luego Ivonne va a negociarlo con productoras en Hollywood… Obviamente la historia se tiene que simplificar y el protagonista va a ser el Yasuní. La idea es que toda la taquilla en el nivel que salga la película vaya al Yasuní”.

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión /  Cambiar )

Google photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google. Cerrar sesión /  Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión /  Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión /  Cambiar )

Conectando a %s