Mundo Bowie

Bowiestar

Por Yalilé Loaiza

(Colaboración especial para Ciencia ficción en Ecuador)

El día 10 del primer mes del nuevo año, los medios anunciaban la muerte de un ‘grande’. Varias generaciones de fanáticos posteaban en sus redes sociales cómo el mundo se había quedado sin él, otros compartían sus canciones, todos ellos lamentaban la pérdida de aquel Ziggy Stardust, de Aladdin Sane o del Duque Blanco. Sí, David Bowie, el músico ‘camaleónico’, a sus 69 años y por causa de un cáncer, había abandonado la Tierra.

El británico David Bowie, cuyo nombre original fue David Robert Jones, desde 1969, año en el que ganó notoriedad, se caracterizó por romper esquemas y presentarse con sus múltiples ‘caras’, pero sin lugar a dudas, destacó por hacer lo que otros no. Tal fue su influencia e importancia que durante cinco décadas continuó renovando la escena musical.

Su nuevo y último álbum de estudio fue Blackstar (2015). Nadie se imaginaría que tan solo a dos días después de su lanzamiento, Bowie haría honor al primer verso de Lazarus, uno de los sencillos del álbum cuyo videoclip fue estrenado en YouTube, solo tres días antes de su muerte. Con Lazarus, Bowie decía:

Look up here, I’m in heaven

I’ve got scars that can’t be seen

I’ve got drama, can’t be stolen

Everybody knows me now[1]

Tal vez, sin saberlo o, más bien, sin mayor certeza, Bowie, se anticipaba a su final. No obstante, el vídeo de Lazarus, retrata al músico innovador de siempre.

En la década de 1970, David Bowie lanzó Changes, un single que sería uno de los más conocidos del artista. La canción podría considerarse como un manifiesto de su camaleónica personalidad, la cual fue el plato fuerte de su gran carrera musical.

En Changes, Bowie, nos habla de aquella reinvención: “Time may change me, but I can’t trace time”[2]. El tiempo fue su aliado para innovar, pero Bowie no pudo seguirle el rastro.

David Bowie con su peculiaridad, combinaba lo real con lo ficticio. Traía a sus canciones, vídeos y presentaciones, algo de la ciencia ficción, algo de ‘eso’ que está en cada uno de nosotros pero que solo pocos, como Bowie, se atreven a sacar.

The Rise and Fall of Ziggy Stardust and the Spiders from Mars es una de las ejemplificaciones de lo mencionado. Su quinto álbum conceptual, lanzado en 1972, es considerado como el más representativo del glam rock. El álbum narra la historia de Ziggy Stardust, un alienígena bisexual, quien revela a los habitantes de la Tierra que, en solo cinco años, su planeta desaparecería. Por tal razón, Ziggy trata de ser un ‘mesías del rock’ para salvar a la Tierra, sin embargo, su propio éxito hace que Ziggy pierda su horizonte y olvide el por qué de sus objetivos.

Con Ziggy, Bowie iniciaría con una serie de alter egos. Asimismo, con Ziggy, Bowie intenta fusionar la ciencia ficción y el kabuki[3], combinación que resultó perfecta, al puro estilo de Bowie.

Años después de Ziggy, días antes del ‘adiós’, el mundo mira a Lazarus…

Un Bowie con sus ojos vendados, en su cama, casi levitando sobre ella, luego un Bowie vestido de negro que baila, escribe y piensa… Un armario, y alguien que lo persigue y atormenta. Todo esto vemos en el impecable videoclip. El último en el que veremos a Bowie bailar.

La muerte de una gran mente conmueve, la muerte de un gran personaje llama la atención, la muerte de Bowie cierra un ciclo, marca no a una, sino a varias generaciones que aprendieron de un universo, de un mundo, del Mundo Bowie.

El músico camaleónico llegó al final de la línea terrestre. Tal vez ahora ya conoció a Ziggy, tal vez ahora ya no necesite más changes y tal vez vuelva a la vida como Lazarus, pero no a la vida como la conocemos, sino a una vida que ahora solo Bowie conoce.

Como lo escribió Tolstoi, en La muerte de Iván Ilich, para David Bowie “este es el final de la muerte. La muerte ya no existe”.

Referencias

Tolstoi, L. (2010). La Muerte de Iván Ilich (2ª edición ed.). Buenos Aires: Longseller.

Bowie, David. (7 de enero de 2016). Lazarus. Blackstar .

Bowie, David. (1971). Changes. Hunky Dory .

Bowie, David. (1972). The Rise and Fall of Ziggy Stardust and the Spiders from Mars .

Notas

[1] Busque aquí, estoy en el cielo

Tengo cicatrices que no se pueden ver

Tengo drama, que no puede ser robado

Todo el mundo me conoce ahora

[2] “El tiempo puede cambiarme, pero no puedo rastrear al tiempo”.

[3] Termino japonés que es entendido como “el arte de cantar y bailar”. En otras acepciones se entiende como “estar fuera de lo ordinario”. En teatro hace referencia a “experimental” o “extraño”.

Anuncios

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s