Aprender ciencia se vuelve más divertido con el teatro | Brígida Sanmartín

Por Brígida Sanmartín

(Publicado originalmente en diario El Mercurio, Cuenca, el 5 de septiembre de 2017)

 

Los dos actores que se presentarán mañana están en Cuenca manteniendo las charlas científicas desde la tarde de ayer. Cortesía.

El padre y su hijo están en la biblioteca. Entre los dos hay cincuenta años de diferencia. En la biblioteca se da un encuentro no solo generacional, sino de ciencia, de información, de esas cosas que hablan de las teorías del universo, de los legados de Copérnico, Galileo, Ptolomeo, entre otros cada uno desde sus tiempos por cierto.

La biblioteca y el encuentro forma parte de una obra que fusiona teatro y ciencia, es decir llega al teatro científico propuesto por los integrantes del PAI, de España. Para mostrar cómo se escenifica una dramaturgia de esta naturaleza, Fernando Felipe y Gonzalo Ferreró saltan a escena con la propuesta “Un Salto Gigante”, título que a lude a ese paso que diera Neil Armstrong, cuando el 21 de julio de 1969 llegó a la luna: “El pequeño paso para un hombre, pero un gran salto para la humanidad”.

El teatro científico

¿Qué es el teatro científico para los actores? A ciencia cierta, la estrategia de la obra no está en la definición como tal, más bien, la idea es contar cosas interesantes y demostrar que la ciencia puede ser divertida. Gonzalo Ferrero lo dice así, ya que su propuesta lleva al acercamiento y conocimiento de esa ciencia a través del espectáculo.

“Un Gran Salto” es una historia que pretende dos cosas: primero, intentar entender las dimensiones del sistema solar, cómo es la tierra, a qué distancia está la luna, por ejemplo; y segundo, contar la historia de la astronomía desde el principio de los siglos, hasta llegar a Galileo, que es el referente de la ciencia moderna. Así mismo busca crear una reflexión sobre el lugar donde estamos, que es el planeta tierra, y como estamos destruyendo este planeta.

La obra está atravesada por esa llegada del hombre a la luna hace ya casi de 50 años, abordado las teorías del universo desde Babilonio, Incas, Mayas y de todos aquellos que abordaron al universo, hasta que en 1969 se dice que el humano pisó la luna.

Dos personajes en escena apoyados con proyecciones de video. Un trabajo multidisciplinario porque las imágenes apoyan la dramaturgia y la música rompe ritmo. “Un Gran Salto” es un encuentro con algo más de 60 minutos, abundante texto, mucha información bien condensada pero sencilla a la vez. La PAI se integra con doce actores de formación autodidacta. Sus primeras obras se dirigen a públicos juveniles y de niños; y desde hace cinco años entraron en esta propuesta de hacer teatro con ciencia.

Después de la presentación, Fernando Felipe y Gonzalo Ferrero abrirán un espacio de conversación con los estudiantes, sobre lo que fue y les pareció la exposición usando herramientas del teatro. El ingreso para el público y estudiantes es libre para la presentación de mañana.

Dos obras de este género

La PAI de España tiene dos espectáculos de ciencia: El primero que se llama “Ondas” y se estructuró a partir de la propuesta de un profesor de ciencias, quien guió a los actores en el tema a tratar. Para que esa obra no caiga en la formalidad, los actores pusieron de su parte toques de fantasía y de ficción, con esos ingredientes resultó una propuesta que maneja la ficción y la realidad, aclarando al final del show lo que era ciencia y lo que no, para no engañar a nadie.

Ese espectáculo conlleva algunos experimentos con láser, teléfono móvil, de tal manera que enganche a chicos de escuela y colegio especialmente. A raíz de del éxito logrado con esa obra, la PAI mantuvo contacto con el grupo escocés que tenía en su portafolio “Un Salto Gigante”, para proponer un intercambio, hacer una especie de truque artístico: entonces, los escoceses pueden hacer “Ondas”, que es de los españoles; y los españoles hacer ese “Salto”, pasando la dramaturgia del inglés al castellano.

La estructura de “Ondas” presenta algunas variantes, mientras los de Escocia lo hacen con un actor y tres personas trabajando en grupo: la versión desde España se compone con dos personajes, padre e hijo, quienes cuentan la historia. Este formato se adoptó porque es más accesible, mas fácil y liviana para llegar al público.(BSG)-(I).

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión /  Cambiar )

Google photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google. Cerrar sesión /  Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión /  Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión /  Cambiar )

Conectando a %s