A través de 11 relatos literarios, el escritor Abdón Ubidia analiza los misterios del tiempo | Daniela Regalado T.

Por Daniela Regalado T.

(Publicado originalmente en el portal Ecuador Inmediato, Quito, el 25 de septiembre de 2015)

 

Abdón Ubidia entrevistado por Ecuador Inmediato.

“La literatura sirve para explicar lo inexplicable”, comentó el escritor

“Tiempo” es el nombre de la nueva obra del escritor ecuatoriano, Abdón Ubidia, quien ha decidido abordar este tópico a través de 11 interesantes relatos literarios. […]

En un diálogo mantenido con el programa “El Poder de la Palabra” de Ecuadorinmediato.com/Radio, Ubidia compartió detalles de su nueva obra. “En toda la literatura el tema fundamental es el tiempo, porque ahora este es un gran enigma, algo que no se puede explicar. Antes era el fuego, ahora se sabe que el fuego es una combustión violenta, pero el tiempo no porque existen grandes teorías”, precisó.

Señaló además que el tema del tiempo aún no tiene explicación, pues a pesar de existir los estudios físicos como el de la relatividad, la cuántica o la metafísica, Ubidia precisó que estos únicamente son teorías que no están 100% comprobadas.

“Queda el gran enigma flotando sobre la mente humana, el tiempo existe en la medida en la que nos vamos a acabar. Un filósofo decía en la medida que existe la muerte, en la medida que nos vamos a terminar”, señaló el escritor.

Para su reflexión, “lo que tenemos entre las manos es solamente el presente, es decir, el tiempo es lo que no se hace, no es el espacio lo que genera el tiempo, es el tiempo lo que genera el espacio”.

Según dijo, aborda también el tema de la enajenación moderna, en la actualidad, ya no se producen objetos para que perduren en el tiempo, sino que estos tienen una fecha límite de uso, algo que sirve para alimentar la práctica del consumismo.

De igual manera, con respecto a la edad y la esperanza de vida, Ubidia explicó que en la época de los griegos, la esperanza de vida era hasta los 15 años, en tiempo de Cristo, ascendió a los 22 años, en 1800, a los 37 años, en 1900 a los 47 años, mientras que en el siglo XX la esperanza es de 90 años.

“Ahora vivimos mucho más y más deprisa, que es absurdo, cuando si vivimos más deberíamos vivir más lentamente”, precisó el entrevistado. (DRT)

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión /  Cambiar )

Google photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google. Cerrar sesión /  Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión /  Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión /  Cambiar )

Conectando a %s