El periodismo y la literatura lloran la pérdida de “Don Nico” | Yalilé Loaiza

Por Yalilé Loaiza

(Publicado originalmente en diario Ecotel Press, Loja, el 5 de abril de 2018)

 

A los 99 años, Nicolás Kingman Riofrío, abandonó el mundo físico para viajar al más allá, para encontrarse con esos Dioses, semidioses y astronautas de los que en vida escribió y para hacerse uno con las líneas de sus relatos y cuentos. La muerte del escritor, periodista y político lojano enlutó al Ecuador y las muestras de afecto por parte de expertos, literatos, periodistas y otros personajes no se hicieron esperar, luego de conocer la noticia de su partida, el pasado 20 de marzo.

Nicolás Kingman nació el 18 de noviembre de 1918 en Loja, su infancia la vivió en Quito y su juventud en Guayaquil. Luego regresaría a la Capital donde viviría hasta el final de sus días. Su legado incluye crónicas, relatos, novelas, cuentos y artículos de prensa, además de su participación como diputado en la Asamblea Constituyente de 1944 y en el Congreso Nacional entre 1948 y 1956. Fue visitador general de la Adminstración durante la presidencia de Carlos Julio Arosemena, y se desempeñó como director de Diario La Hora desde 1986, donde, por cariño, le decían “Don Nico”.

Para Iván Rodrigo Mendizábal, doctor en Literatura, profesor de la Universidad de Los Hemisferios y articulista de Diario El Telégrafo y Amazing Stories, la obra de Kingman debe ser recuperada: “El legado estético- literario de Kingman es el diálogo entre el realismo social y el realismo fantástico, esa es una mezcla curiosa e interesante”. Asimismo, el escritor, Salvador Izquierdo, en un artículo publicado en Mediato, indicó que Kingman “fue parte de una generación de artistas e intelectuales destacada… Fue de los más jovencitos del grupo y, ahora, uno de los últimos, sino el último, en dejarnos”.

“Para los lojanos queda una memoria importante, Kingman fue un hijo que mostró la potencialidad de pensamiento y conocimiento, ese legado está presente”, señaló Rodrigo Mendizábal, al referirse a la huella que el lojano dejó. El escritor, Abdón Ubidia, también lo recordó como “intelectual completo, escritor, conversador maravilloso, inteligente, memorioso, afable y cantor de tangos”.

En redes sociales, figuras como Andrés Carrión, Carlos Vera, Luis Eduardo Vivanco, así como el Ministerio de Cultura, la Casa de la Cultura Ecuatoriana, y medios de comunicación como La Hora, El Telégrafo y El Comercio, reconocieron su legado y lamentaron su muerte.

Por su aporte al arte, Nicolás Kingman fue reconocido con la Condecoración al Mérito Cultural por la CCE, en 1995; y recibió el Premio Eugenio Espejo otorgado por el Gobierno, en 1997.

Un pensamiento en “El periodismo y la literatura lloran la pérdida de “Don Nico” | Yalilé Loaiza

  1. Pingback: El periodismo y la literatura lloran la pérdida de “Don Nico” | Yalilé Loaiza | Todo Iván Rodrigo-Mendizábal

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión /  Cambiar )

Google photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google. Cerrar sesión /  Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión /  Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión /  Cambiar )

Conectando a %s