Cómics de los 70. Parte II: El Capitán Marvel y La Guerra Kree-Skrull

Ifanboy-ClassicFantasticFour386

Por Víctor Xavier Cruz

(Publicado en el blog NGC 3660 en mayo de 2008)

La publicación de los Cuatro Fantásticos #1 por parte de Marvel Comics en 1961 consolidó el inicio de la llamada “Edad de Plata” de los Cómics, cuyo preludio fue la publicación por parte de la DC de versiones modernas de antiguos personajes como el Flash y Linterna Verde. Esta etapa, que abarcó principalmente los años 60’s, se caracterizó por la introducción de fuertes dosis de elementos de ciencia ficción en los comics de super-héroes. Así, Flash, era un policía científico que adquiría poderes de súper velocidad debido a un accidente electroquímico; Linterna Verde es miembro de un cuerpo de policía espacial, asignado a proteger el sector del espacio en que se encuentra la Tierra; y los Cuatro Fantásticos eran cuatro astronautas que adquirían sus poderes al ser bombardeados por rayos cósmicos durante un vuelo espacial.

Esto contrastaba con lo que había sido la norma menos de una generación atrás, cuando los súper-héroes solían recibir sus poderes a través de medios místicos o mágicos. El más importante de aquellos personajes “mágicos” de los años 30’s y 40’s, fue el “Capitán Marvel”, también conocido como Billy Batson, un muchachito enjuto que al pronunciar la palabra “Shazam!” se convertía en el héroe de marras. El Capitán Marvel era propiedad de la editorial Fawcett, y en sus mejores momentos llegó a superar en circulación y ventas a Superman (propiedad de DC), pero después de la II Guerra Mundial su popularidad decayó y dejó de publicarse en 1953. En 1972 DC adquirió el personaje.

comic70_04_victorcruz

Debido a que entre 1953 y 1972 nadie se encargó de renovar el copyright por el nombre “Capitán Marvel”, la Marvel lo tomó para sí y lanzó su propio “Capitán Marvel”, quien hizo su primera aparición en el número 12 de Marvel Super-Heroes, en Diciembre de 1967. Ahí se narraba como el Capitán Mar-Vell, destacado soldado del Imperio Kree (una raza alienígena de guerreros de aspecto humano), era elegido para liderar una fuerza espía que preparara el camino para una invasión a la Tierra. para lograr su objetivo Mar-Vell usurpa la identidad de un científico muerto, funcionario en Cabo Cañaveral, pero al darse cuenta de todas las cualidades (¿?) que poseen los humanos, decide protegerlos y convertirse en un traidor para su propia raza al repeler la invasión Kree, acción en la cual pierde la vida su amante, Una. Desterrado por los Kree, el Capitán Marvel se establece entonces en la Tierra, y en Mayo de 1968 debutaba en su propio título bimensual.

Pero al llegar al número 16 las ventas del título no habían llegado aún a los niveles esperados, pese a que varios autores se habían hecho cargo ya del personaje, por lo que a partir del número 17 Roy Thomas, escritor, editor y mano derecha de Stan Lee, tomó las riendas del título y, quizás como un homenaje al Capitán Marvel original (el de la Fawcett), ligó molecularmente a Mar-Vell con Rick Jones, un joven huérfano amigo de Hulk que había contribuido a la formación de los Avengers. Esta “unión molecular” implicaba que solamente uno de ellos podía existir al mismo tiempo en nuestra realidad mientras el otro permanecía en otra dimensión, la llamada Zona Negativa. Para intercambiar posiciones, Rick o Mar-Vell debían hacer tocar las “nega-bandas” que llevaban en las muñecas.

No fue una unión muy feliz. Rick era un adolescente impulsivo, aspirante a estrella del rock, y Mar-Vell era un guerrero mayor y lleno de experiencia. Además, el Capitán Marvel por lo general era requerido para salvar el mundo en el momento menos oportuno para Rick (durante una cita con su novia, en medio de una audición, etc).

comic70_05_victorcruz

La creatividad de Thomas tampoco pudo elevar las ventas del título, el cual fue cancelado con el número 21, dejando a Mar-Vell atrapado en la Zona Negativa. Esto no fue problema para el escritor, quien trasladó su historia a las páginas de los Avengers, (el grupo élite de super-héroes Marvel, que también era escrito por Thomas) y donde Rick y Mar-Vell se vieron muy pronto convertidos en piezas clave en la guerra entre la raza del Capitán Marvel, los Kree, y unos seres originarios de Andrómeda dotados con el poder de cambiar de forma a voluntad, llamados Skrulls.

Los roces y conflictos entre estas dos razas venían existiendo desde hacía milenios, pero lo que se conoce como la “Guerra Kree-Srull” se refiere específicamente al período en el que la Tierra, los Avengers y sobre todo Rick Jones y el Capitán Marvel se vieron directamente involucrados en ella, es decir, desde el número 89 hasta el 97 de los Avengers (Junio de 1971 a Marzo de 1972). Más que una historia propiamente dicha, la saga consiste en varias historias superpuestas, que juntas forman un todo, un collage de ideas e influencias que van desde lo ligero y cómico hasta lo profundo y ambicioso, abarcando desde New York a Cabo Cañaveral, de una jungla prehistórica en el Ártico a una ciudad oculta en los Himalayas, del interior del cuerpo sintético de un androide a gigantescas armadas espaciales en galaxias distantes.

Todo empieza con Mar-Vell escapando de la zona negativa (y de su unión molecular con Rick), utilizando un portal propiedad de los Cuatro Fantásticos. Pero el Capitán ignora que al hacerlo ha absorbido una masiva dosis de radiación que pone en peligro su vida y la de otros, por lo que Rick y tres de los Avengers: Vision, Quicksilver y Bruja Escarlata lo detienen y lo llevan a Cabo Kennedy para ser descontaminado.

Mientras se efectúa la descontaminación, el Cabo es atacado por un robot al servicio de Ronan El Acusador, un Kree ultraderechista que ha usurpado el gobierno del Imperio Kree y que desea castigar a Mar-Vell por haber traicionado a su raza. Ronan desea además apoderarse de la Tierra para utilizarla como base en su guerra contra los Skrulls. El robot consigue secuestrar al Capitán Marvel quien se encuentra muy débil para defenderse por sí mismo. Esto conduce a que los Avengers, Rick y el Capitán se enfrenten contra el propio Ronan en medio de una selva tropical en el Polo Norte. La pelea se ve suspendida cuando Ronan recibe un comunicado urgente: toda la galaxia Kree se encuentra bajo asalto por parte de los Skrulls. Olvidando su querella con Mar-Vell y los Avengers, Ronan parte de inmediato a defender su Patria.

Al día siguiente, los Avengers, que habían querido mantener estos acontecimientos en secreto, ven publicados en todos los periódicos las noticias de su batalla con Ronan, narrada por algunos científicos que se encontraban realizando investigaciones en el área. La opinión pública se escandaliza ante la amenaza de una posible invasión por parte de los Kree, y al ser el Capitán Marvel un Kree, es requerido para una audiencia con el Comité de Actividades Extraterrestres. Thomas brilla aquí como escritor usando todo esto como una metáfora sobre el racismo y la xenofobia, y aunque al igual que hiciera en la serie de Warlock, Thomas coloque descaradas alegorías en la cara del lector, nunca deja que los comentarios socioculturales se interpongan en el camino del entretenimiento. El Comité de Actividades Extraterrestres es una evidente y poco sutil referencia a la era McCarthy y cuando los Avengers discuten sobre si Mar-Vell debe entregarse o no al Comité, Vision, que es un androide, dice: “Si primero un Kree puede ser detenido sin ninguna razón, la detención de los androides seguirá, luego mutantes, luego gigantes…”.

comic70_06_victorcruz

Mientras tanto, en la calle, las personas se manifiestan en contra de los Avengers por dar asilo al Capitán Marvel, siendo un extraterrestre. Rick pide al Capitán esconderse en algún lugar tranquilo hasta que pasen las tensiones. Reacio, Mar-Vell accede para evitar mayores conflictos. Y aunque el gobierno envía a su mejor hombre, Nick Fury, para evitar la huída del Capitán Marvel, éste consigue alejarse hacia el campo, junto con su amiga y aliada Carol Danvers, jefa de seguridad de Cabo Cañaveral. Cuando se le pregunta a Nick Fury el por qué ha dejado escapar al Capitán Marvel, Fury responde: “Vi algunos de nuestros ‘centros de relocación’ para Japoneses-Americanos durante la guerra. Vi lo que esos centros le hacen a las personas a ambos lados del alambre de púas. Así que no lo hice por Mar-Vell, lo hice por América”. Esto es extremadamente interesante considerando la época en que fue escrito y que hasta el día de hoy Hollywood y la TV rara vez hacen mención de los “Centros de Relocación”, verdaderos campos de concentración que USA implementó durante la Segunda Guerra Mundial.

A partir de aquí la historia toma un ritmo frenético: después de una desastrosa audiencia con el Comité de Actividades Extraterrestres, liderado por el Senador Warren Craddock, y de que una turba enardecida entrara a su residencia, los Avengers son disueltos por sus miembros originales. El Capitán Marvel es secuestrado nuevamente y Rick acude en su ayuda. Poco después Vision queda en estado comatoso luego de haber sido atacado por tres vacas(!) y solo una intervención de Hank Pym, el Hombre Hormiga, que se introduce en el cuerpo del androide a lo “Viaje Fantástico” le devuelve la vida. Descubrimos entonces que Mar-Vell ha sido secuestrado por tres skrulls, con el objeto de obligarlo a fabricar un arma capaz de aniquilar a los kree. Estos skrulls son los mismos que habían atacado a Vision y que se habían hecho pasar por los Avengers originales para desbandar el grupo. Al ser enfrentados, huyen llevándose consigo como rehenes al Capitán Marvel, a Quicksilver y a la Bruja Escarlata rumbo a Andrómeda, hogar del Imperio Skrull. Los Avengers los persiguen, pero antes se dan tiempo de enfrentarse a agentes del gobierno que intentan arrestarlos por ayudar a huir a Mar-Vell y de acudir en ayuda de los Inhumanos, una raza de mutantes creados milenios antes por los Kree. La ciudad de los Inhmanos, oculta en el Himalaya, se encuentra en manos del el loco y traidor Maximus, hermano del rey Black Bolt. (Y todo esto en tan solo dos capítulos!).

comic70_07_victorcruz

Siguiendo a los skrulls hasta Andrómeda, los Avengers se enfrentan a gigantescas armadas espaciales, y en medio de emocionantes momentos llenos de peligro y sacrificio, con la Tierra a punto de ser destruida, las personalidades de los personajes brillan, cada uno con sus propios temores, tozudez, o valentía (a veces, todo al mismo tiempo). En particular, descubrimos que Vision, lejos de ser el frío androide que aparenta, en realidad es capaz de albergar sentimientos muy fuertes… y que esos sentimientos en su mayoría están relacionados con Wanda, la Bruja Escarlata.

Finalmente, en lo que algunos consideran un Deus Ex Machina por parte de Thomas, y que no deja de ser un homenaje a Arthur C. Clarke, en el último capítulo, llamado “El Fin de la Divinidad” (Godhood`s End) vemos cómo despiertan en Rick poderes que se encuentran latentes en toda la raza humana y que deberán surgir luego de millones de años más. Con un solo pensamiento, todos los combatientes, todas las armas, todas las naves se ven paralizados y la guerra es detenida. Ha sido la Inteligencia Suprema, una supercomputadora formada por las mentes de todos los grandes kree que han vivido, y líder derrocado del Imperio Kree, quien ha manipulado a nuestros héroes desde el principio para poder activar los poderes latentes en Rick.

Pero el esfuerzo es mortal para el frágil cuerpo del joven y para salvar su vida, el Capitán Marvel debe volver a unir sus moléculas con las de Rick, cuyos poderes lo abandonan para siempre. Pero antes es obsequiado con una visión, en lo que tal vez sea un homenaje a Jack Finney: el Senador Warren Craddock, el líder del Comité de Actividades Extreterrestres es desenmascarado como skrull y linchado por el populacho…

Así concluye esta provocativa y emocionante historia que en su mayor parte ha resistido magníficamente el paso del tiempo. Su principal defecto tal vez radique en los diálogos, pero se debe mencionar en favor de Roy Thomas que aunque él se limitaba a escribir en el estilo sobredramático creado por Stan Lee, de hecho lo hacía mejor que el propio Lee, poniendo un cuidado mucho mayor en estructura y tema. Cerca de la mitad del arte de la historia fue proporcionado por el legendario Neal Adams, quien también aportó algunas ideas a la trama, en particular, la famosa secuencia en el interior del cuerpo de Vision. El resto del arte, fue producido por el también legendario John Buscema, y su hermano, Sal.

comic70_08_victorcruz

La historia se convirtió en un clásico instantáneo, no solo por haber sido la primera en extenderse por 9 números, algo inusual en aquella época en que todas las historias se narraban en el espacio de uno o dos números, si no también por haber sido la primera en mostrar el Universo Marvel como un todo coherente, pues aunque Stan Lee había desarrollado ya ese concepto, nunca hasta entonces se había visto en una misma historia a los Kree, los Skrull, Rick Jones, los Avengers, los Cuatro Fantásticos, los Inhumans, Nick Fury y por supuesto al Capitan Marvel, accionando y relacionándose entre ellos al mismo tiempo.

Y aunque la Guerra entre los Kree y los Skrull terminó, la historia continuó para Mar-Vell y Rick Jones. De hecho, para ellos la historia apenas estaba por empezar…

Anuncios

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s